Tratamiento de la Hiperlordosis Lumbar

El deporte puede ser una herramienta poderosa a la hora de corregir y evitar diversas patologías, como pueden ser la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares… Pero también lo es a la hora de corregir patologías físicas como la hiperlordosis lumbar.

La hiperlordosis lumbar es una deformación de la columna vertebral que consiste en el aumento de su curvatura, pudiendo ser la lumbar, dorsal o cervical, según en el sitio donde se produzca este aumento de curvatura.

Ejemplo de Hiperlordosis Lumbar

Esta patología puede resultar molesta y provocar dolor en la zona lumbar, e incluso limitarnos a la hora de realizar nuestra actividad diaria. Aunque no produzca dolores, también puede ser perjudicial a la hora de realizar ciertas actividades deportivas: la hiperlordosis puede afectar desde nuestra técnica en natación hasta la técnica y posición a la hora de realizar una sentadilla en el gimnasio.

Tratamiento y corrección de la Hiperlordosis Lumbar

Debido a esto, desde aquí queremos ofrecer una serie de pautas y ejercicios para corregir la hiperlordosis lumbar, proporcionando un método basado en investigaciones sobre el tratamiento de esta patología.

Tradicionalmente se ha tratado de corregir la hiperlordosis lumbar con el método o protocolo de ejercicios de Williams. Este protocolo trata de corregirla modificando la inclinación pélvica, fortaleciendo los músculos abdominales y corrigiendo la hiperlordosis lumbar al adherir el dorso a una pared de la habitación o a una superficie firme y lisa.

Nosotros queremos ofrecer otro protocolo distinto al de Williams, ya que, aunque se ha demostrado que tiene un efecto positivo sobre esta dolencia, es un método que trata el problema de una manera localizada, dejando de lado en el tratamiento otros segmentos corporales.

En esta entrada os ofrecemos el protocolo Pérez-Olmedo (Estudio), el cual trata de corregir esta patología con ejercicios que activan otros segmentos del cuerpo.

Ángulo de Ferguson

Conclusión

Para concluir, os dejamos un PDF con la rutina de ejercicios propuestos para la corrección de la hiperlordosis lumbar. Realizando esta rutina al menos una vez a la semana, y con una duración de 1 hora por cada sesión, podremos apreciar cambios en la evolución de nuestra zona lumbar en un periodo de tiempo a medio plazo (4-5 meses).

Método Pérez-Olmedo (extracto del artículo)

Vídeo explicativo de los 12 ejercicios del protocolo de Pérez Olmedo

 

13 comentarios

  1. Sara Martinez - 21 noviembre, 2018 10:37 pm

    Buenas tardes,

    Tengo Hiperlordorsis y retoeacoliosis con hernia de disco en L4 es conveniente realizar estos ejercicios pera mejorar…?

    Gracias!

    Responder
    • Julián Campos - 22 noviembre, 2018 10:15 am

      Buenas Sara,
      debido a la complejidad de tu caso no te podemos recomendar nada en específico. Ninguno de los que estamos en Muchofit somos fisioterapéutas por lo que creemos que tu caso sería mejor que lo valorase un profesional del campo.

      Un saludo.

      Responder
  2. MONTES DIAZ AMALIA - 15 noviembre, 2018 2:24 am

    Muy Buenas noches, de antemano para agradecerle por el aporte que nos brinda, es un video muy interesante, hace 2 días me detectaron Hiperlordosis, este video me va ser de mucha ayuda.
    Dios lo bendiga, que tenga un maravilloso día.
    Muchas Gracias.

    Responder
    • Julián Campos - 16 noviembre, 2018 3:38 pm

      Muchísimas gracias por su comentario Amalia, nos agrada mucho que la información que os facilitamos os sea útil.
      Ánimo y al lío.

      Responder
  3. David - 14 noviembre, 2018 5:43 am

    Buenas tengo una duda con el tiempo realizando los ejercicios puedes quedar normal o aun con hiperlordosis ? Y esto con el tiempo te afecta en algo
    Gracias

    Responder
    • Julián Campos - 14 noviembre, 2018 12:31 pm

      Buenas David.

      Estos son una serie de ejercicios y estiramientos los cuales no tienen repercusión negativa alguna para el cuerpo, independientemente que sean realizados por alguien que tenga hiperlordosis o no. Por lo que si son realizados de una forma correcta, no tiene repercusión negativa en ningún aspecto.

      En cuanto a la evolución, por norma general, dejando de lado los individualismos, según este y otros estudios la hiperlordosis se puede corregir.

      Muchas gracias por tu comentario y un saludo.

      Responder
  4. Gabriela Mendoza - 13 noviembre, 2018 7:01 am

    Buenas noches , yo tengo hiperlordosis y me duele mucho la parte de cadera en la parte superior sobre todo si hago ejercicio es eso normal es la parte como se muestra en la imagen el ángulo Ferguson.
    Gracias

    Responder
    • Julián Campos - 13 noviembre, 2018 11:36 am

      Buenas Gabriela, la hiperlordosis por supuesto que puede influenciar en el dolor de cadera, aunque también podría existir otros factores que incidieran en ese tipo de dolor, por ello te aconsejamos que acudas a un profesional para descartar otras patologías.

      No obstante, si tienes hiperlordosis, no pierdes nada por probar el método que aconsejamos en esta entrada y ver la evolución tanto de tu hiperlordosis como de los demás dolores que pueden estar relacionados.

      Gracias por tu comentario y un saludo.

      Responder
  5. Estefanía Castilla Gómez - 24 octubre, 2018 12:05 am

    Buenas noches me gustaría saber dónde puedo encontrar el vídeo que dice el documento donde se visualiza la forma correcta de hacer los ejercicios.
    Muchas gracias

    Responder
  6. ana - 21 agosto, 2018 1:28 pm

    hola haciendo estos ejercicios y otros mas se puede arreglar la hiperlordosis gracias

    Responder
    • Julián Campos - 21 agosto, 2018 2:11 pm

      Buenas Ana,

      nosotros hemos puesto los ejercicios que indican estudios de confianza. Pero si sabes de otros que también hayan sido probados para el tratamiento de la hiperlordosis, no dudes en compartirlos con nosotros 😉

      Un saludo.

      Responder
      • victoria - 3 diciembre, 2018 1:15 am

        la hiper lordosis se produce por déficit de oxígeno en la persona, quiere decir esto que la persona no respira correctamente por la nariz.
        también el diafragma torácico no funciona correctamente. y eso produce lo que llamamos la fatiga crónica.

        Responder

Deja tu comentario

Close