Ritmo musical en la educación física y la prevención de la obesidad en infantiles

El objetivo del presente estudio fue examinar el impacto de un programa de ejercicio físico incluyendo elementos rítmicos (ritmos regulares e irregulares) en variables fisiológicas y habilidades motoras (HM) en niñas obesas.

Treinta y seis niñas obesas  con una edad media de 10 años participaron en tres sesiones semanales de ejercicio físico durante 6 semanas, con cada sesión Consistente en movimientos locomotores fundamentales básicos. Los participantes se dividieron en dos grupos: un grupo control (GC) y un grupo experimental (GE). GC realizó el ejercicio en un ambiente tranquilo (es decir, sin acompañamiento rítmico), mientras que los acompañamientos rítmicos regulares e irregulares fueron prescritos en GE. El programa de ejercicio físico incluyó tres sesiones por semana durante 6 semanas. Cada sesión se componía de tres partes: 15 minutos de calentamiento, seguido de 40 minutos de ejercicios basados ​​en movimientos locomotores básicos (es decir, correr, saltar, galopar, lanzar, coger, patear) y luego 5 min de estiramiento.

Antes y después del período de intervención, se hicieron medidas cardiovasculares (tensión, recuperación de la frecuencia cardiaca y presión arterial sistólica y producto de presión de recuperación) y  pruebas de habilidades motoras. Fueron evaluados durante el ejercicio con ritmos regulares e irregulares. Además, se midieron los resultados en las pruebas de salto vertical (pruebas de salto en cuclillas y contramovimiento).

GE exhibió mayor mejoría en las habilidades motoras con un tempo regular, mejor resultado a nivel cardiovascular y en los saltos.

Estos hallazgos demuestran que el ejercicio físico en ritmos es útil para mejorar la condición física, el desarrollo de las habilidades motoras  y, por tanto, probablemente prevenir complicaciones de la obesidad.

Enlace estudio mayo 2017

Deja tu comentario

Close