Patatas fritas sin aceite. Papas Fritas FIT

Sí, has leído bien. Es posible comer patatas “fritas” de forma saludable.

Seguro que esta receta te llama la atención y no es para menos porque son todo ventajas con respecto a freír patatas de la forma habitual: no empleamos tanta cantidad de aceite, ni ensuciamos tanto y, además, son muchísimo más sanas y fáciles.

Ya os hemos contado las propiedades y beneficios de las patatas cuando hicimos la tortilla de patatas fit, así que anímate con esta nueva receta.

 

RECETA DE PATATAS FRITAS FIT

  • 150-200 gr de patata (unas 2 patatas pequeñas)
  • Un chorro de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Hierbas al gusto
  1. Lo primero que vamos a hacer es cocer las patatas (sin pelarlas). Para ello las ponemos en una olla y cubrimos con agua fría, cubriéndolas por completo. Añadimos un poco de sal y un chorreón de vinagre. Una vez que el agua comience a hervir bajamos el fuego y las dejamos cocer a fuego medio, así no se romperá la piel. El tiempo va a depender del tamaño de las patatas, pero ve pinchándolas con una aguja de vez en cuando para que no se cuezan demasiado. Mejor que queden un poco duras porque no queremos que se nos deshagan.
  2. Sacamos las patatas y escurrimos. Quitamos la piel antes de que se enfríen, así resulta más fácil.
  3. Una vez que se hayan enfriado cortamos las patatas en láminas.
  4. Sobre la bandeja del horno ponemos papel de horno o papel de aluminio y vamos colocando las láminas de patata encima sin que se toquen entre ellas.
  5. Añadimos un chorrito de aceite de oliva, un poco de sal, y aderezamos con las hierbas que más nos gusten.
  6. Metemos en el horno (previamente calentado) hasta que se doren.
  7. Te aseguro que saben igual que las patatas fritas de siempre!

Comentarios

  • Debemos intentar seleccionar patatas del mismo tamaño ya que así se cocerán en el mismo tiempo. Antes de echarlas en la olla debemos lavarlas bien bajo el grifo.
  • Hay que procurar no cocer las patatas en exceso como ya hemos dicho porque si no se desharán y al cortarlas se nos romperán.
  • También puedes lavar, pelar y cortar las patatas crudas y ponerlas directamente en la bandeja del horno y sólo hornearlas en lugar de cocerlas previamente, aunque tardarán más tiempo en hacerse.
  • El aspecto, la textura y el sabor de estas patatas es idéntico al de las patatas fritas así que disfrútalas!

Deja tu comentario

Close