Lasaña de berenjena FIT

Cuando piensas en una lasaña, ¿qué es lo primero que se te viene a la mente? Seguramente capas de pasta, carne picada, bechamel y mucho queso.

Y si te dijera que hay alternativas más saludables y mucho menos calóricas para los que nos encanta la lasaña. La clave está en hacer algunas modificaciones sin renunciar al sabor.

Para ello vamos a sustituir las láminas de pasta por berenjena, la carne picada procesada por atún al natural y la bechamel tradicional por una de calabacín que te va a encantar!

Propiedades y beneficios de la berenjena:

  • La berenjena contiene altas concentraciones de fitoquímicos tales como ácidos fenólicos y compuestos flavonoides que tienen una alta actividad antioxidante (Estudio).
  • Contiene unos compuestos llamados terpenos, los cuales ayudan a reducir el colesterol (Estudio) (Estudio).
  • Ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre, por lo que es muy recomendada en personas diabéticas (Estudio)
  • Además de todo esto, la berenjena es rica en calcio, potasio, fósforo, magnesio y fibra.

RECETA DE LASAÑA FIT (2 RACIONES)

  • Para la lasaña:
    • 1 berenjena
    • Medio pimiento verde
    • Medio pimiento rojo
    • Media cebolla
    • 2 latas de atún al natural
    • 100 gr de tomate triturado
    • 30 gr de queso
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Sal
  • Para la bechamel:
    • 1 calabacín
    • 100 ml de leche (aproximadamente)
    • Sal
    • Nuez moscada
  1. Lo primero que vamos a hacer es preparar la bechamel. Para ello cortamos el calabacín en rodajas y lo metemos en el microondas para que se ablande (unos 7-8 minutos).
  2. Mientras, vamos cortando el pimiento y la cebolla y lo ponemos en una sartén a fuego muy suave con una cucharada de aceite de oliva. Dejamos que se vayan pochando las verduras.
  3. Cuando el calabacín esté tierno lo ponemos en el vaso de la batidora y le añadimos la leche y una pizca de sal y nuez moscada. Batimos para formar una crema no demasiado espesa y reservamos.
  4. Mientras terminan de pocharse las verduras al fuego cortamos la berenjena en láminas a lo largo (no demasiado gruesas) y las metemos en el microondas para que se ablanden como hicimos previamente con el calabacín.
  5. Ponemos a precalentar el horno 180° con calor arriba y abajo.
  6. Una vez que tenemos las verduras pochadas en la sartén añadimos el tomate triturado y lo mezclamos. Subimos un poco el fuego y lo dejamos unos minutos más. Retiramos. Una vez fuera del fuego añadimos las 2 latas de atún y mezclamos todo de nuevo.
  7. Ahora vamos a montar nuestra lasaña. Sobre una bandeja o fuente apta para el horno ponemos una capa de berenjena, a continuación una mezcla del atún con verduras y tomate y por encima una capa de la bechamel de calabacín.
  8. Repetimos el proceso hasta que no nos queden más capas. Dejamos que la última capa sea de la bechamel de calabacín.
  9. Espolvoreamos por encima un poco de queso rallado.
  10. Metemos al horno, previamente calentado, 180° hasta que el queso se haya fundido y dorado.
  11. Sacamos del horno y dejamos enfriar. ¡Buen provecho!

 

Comentarios

  • La berenjena siempre se tiene que comer cocinada, ya que contiene solanina, una sustancia tóxica que en personas sensibles causar molestias estomacales y dolor abdominal. Al cocinarla se elimina dicha sustancia.
  • La primera vez que vayas a hacer la receta procura tener una berenjena extra por si al cortar la primera las láminas no te salieran del todo uniformes.

Deja tu comentario

Close