Guacamole

Durante mucho tiempo el aguacate ha sido apartado erróneamente del concepto de alimentación saludable debido a su alto contenido en grasas. Sin embargo es un alimento indispensable en nuestra dieta debido a sus múltiples beneficios para la salud:

Propiedades y beneficios del aguacate:

  • Es rico en grasas monoinsaturadas (saludables) que previenen el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además, ha demostrado que el consumo de aguacate dentro de una dieta moderada en grasas disminuye los niveles de colesterol LDL, colesterol total y triglicéridos en sangre (Estudio).
  • Son ricos en fibra, por lo que aportan sensación de saciedad (Estudio) y ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre. Aunque estos estudios se centran en el corto plazo inmediatamente tras el consumo del aguacate. Para poder afirmar su beneficio habría que fijarse en el efecto a largo plazo.
  • En relación a los micronutrientes, el aguacate destaca por su buen aporte de potasio (incluso superando la cantidad que presenta un plátano) lo que lo hace importante para el buen funcionamiento del sistema muscular y de la tensión arterial. Además tiene un aporte moderado de magnesio y vitaminas del grupo B (como la vitamina B6, lo que favorece nuestro sistema nervioso) y vitamina E.
  • Además, un estudio publicado en 2014 en el Journal of Nutrition probó la hipótesis de que, dado que los carotenoides son lipofílicos, es decir solubles en grasa, los alimentos ricos en carotenoides junto con el contenido de grasa monoinsaturada, grasa en la que es rico el aguacate, podría aumentar su biodisponibilidad (Estudio)(Estudio).

RECETA DE GUACAMOLE

  • 2 aguacates maduros
  • Medio tomate
  • ¼ de cebolla
  • Zumo de lima
  • Sal
  • Cilantro
  1. Primero lavamos y cortamos en trozos lo más pequeños posible el tomate y la cebolla.
  2. Pelamos los aguacates y sacamos la pulpa con ayuda de una cuchara (pero no tires el hueso, probablemente te sirva más adelante. Lee en los comentarios). Aplastamos hasta hacerlos puré.
  3. Exprimimos un poco de jugo de lima en el aguacate para ayudarnos a machacarlo. Removemos bien.
  4. Mezclamos el aguacate con el tomate y la cebolla que habíamos cortado previamente.
  5. Añadimos una pizca de sal y un poco de cilantro en polvo.

 

Comentarios

  • Cuanto más maduros estén los aguacates (sin que estén pasados) más fácil nos será aplastarlos.
  • En caso de que no tengas o no encuentres lima también te puede servir el zumo de un limón. Si tampoco tienes o no encuentras cilantro puedes sustituirlo por perejil que le da un toque parecido, aunque el cilantro le da un sabor más pronunciado.
  • No te pases añadiendo la sal. Es mejor que lo pruebes antes de echarle y vayas añadiendo poco a poco hasta dejarlo a tu gusto. ¡Pero no te lo comas todo probando!
  • Este guacamole casero es rápido de hacer, por lo que te aconsejo que lo prepares justo antes de tomarlo para que el aguacate se oxide lo menos posible. Aun así te puede durar un par de días en el frigorífico. Para ello, un TRUCO para que se conserve mejor es ponerle el hueso del aguacate (de ahí que no lo tires).

Deja tu comentario

Close