fuerza en mujeres

Entrenamiento de fuerza en mujeres y la promoción de la salud en el trabajo

Las mujeres, en promedio, tienen menos fuerza muscular que los hombres. Este rasgo antropométrico-fisiológico puede hacerlas más vulnerables a la excesiva tensión física, lesión e incapacidad para trabajar debido a las exigencias del trabajo propio. El entrenamiento de fuerza puede ser una herramienta eficaz para el mantenimiento preventivo de la salud y para disminuir los síntomas musculo-esqueléticos. Por todo ello, en este contexto, el estudio que presentamos analiza si el grado de fuerza muscular tiene algún efecto sobre la salud de la mujer en la vida laboral cotidiana, y también si los efectos del entrenamiento de fuerza pen mujeres puede mejorar su salud en el lugar de trabajo.

Los resultados que se obtuvieron en este estudio demostraron que se  logró aumentar la fuerza y reducir el dolor en los sujetos, incluso cuando el entrenamiento fue breve y de baja intensidad. Esto era cierto no sólo para las mujeres que trabajan en ocupaciones que requieren una fuerza física inusual, sino también para las cuales tenían ocupaciones sedentarias.

Estudio junio 2017

Deja tu comentario

Close