Efecto de la siesta en el rendimiento deportivo

Una siesta de 30 minutos puede mejorar el rendimiento deportivo. En este estudio que os presentamos a continuación trató de determinar los efectos de una siesta post-almuerzo en el rendimiento deportivo. La siesta disminuyó en los sujetos la frecuencia cardiaca y la temperatura intra-auricular. A su vez, la sensibilidad, somnolencia, memoria a corto plazo y tiempo de reacción se vieron mejorados. Realizaron una prueba de sprint donde también mejoraron sus resultados.

Estos resultados indican que una siesta después del almuerzo mejora los aspectos del rendimiento mental y físico, y  que tiene implicaciones para los atletas durante el entrenamiento o antes de la competencia.

Estudio



Deja tu comentario

Close