Características Garmin Edge 520 ¿Gama media o alta?

En estos últimos días, desde Muchofit.com, hemos tenido la suerte con contar a nuestra disposición con un modelo del Garmin Edge 520 y, como no, no nos hemos podido evitar realizar un análisis de este ciclocomputador con GPS tras desempolvar, engrasar y preparar nuestras bicicletas.

Así pues, os dejamos un análisis en el que trataremos la evolución de este modelo, sus características físicas, sus accesorios y conectividad y su empleo.

Evolución


Analizando los diferentes dispositivos de Garmin, en especial los ciclocomputadores, podemos ver como el modelo Edge 520 es la clara evolución del modelo lanzado sobre 2013, el Edge 510, siendo el 520 una apuesta por parte de Garmin de la gama “media” a priori, si es que podemos clasificar este ciclocomputador de esta forma, ya que a nivel de prestaciones y diseño, podría encajar perfectamente en la gama alta de estos dispositivos.

Y lo clasificamos como gama media ya que, en relación a su generación de ciclocomputadores de Garmin, vemos como el 520 se sitúa en la parte media de la tabla teniendo modelos tanto superiores como inferiores. De esta forma, la tabla de ciclocomputadores de Garmin quedaría de la siguiente forma, empezando por los modelos de gama baja y terminando por los de gama alta:

Garmin Edge 20, Garmin Edge 25, Garmin Edge 520, Garmin Edge 810 y Garmin Edge 1000 (y variaciones).

 

 Características físicas


Nos encontramos con un modelo minimalista el cual tiene un peso tan solo de 60 gramos y unas dimensiones de 4,9 cm (ancho) x 7,3 cm (alto) x 2,1 cm (grueso), el cual incorpora una pantalla de 2.3 pulgadas, la cual sin duda es una mejora en cuanto a su predecesor el 510, el cual, pese a montar una pantalla táctil, tiene peores resultados en cuanto a niveles de iluminación y visión.

Al no disponer de pantalla táctil, el Edge 520, dispone de 7 botones físicos los cuales están predispuestos en ambos marcos laterales (3 botones en el marco izquierdo y 2 botones en el derecho) y en el marco inferior (2 botones). Pese a que pueda parecer bastante lioso el tema de navegar y manejar el ciclocomputador con los botones, uno se acostumbra bastante rápido e incluso los puede llegar a preferir en lugar de la versión táctil.

1- Botón encendido y ajuste del brillo.

2- Navegación superior.

3- Navegación inferior.

4- Marcar vuelta (LAP).

5- Empezar/pausar actividad.

6- Navegar atrás.

7- Función enter.

En cuanto al acabado y los materiales, podemos decir que la construcción del Garmin Edge 520 es muy buena, siendo resistente a los golpes (aunque le podemos comprar una funda complementaria) y teniendo una certificación IPX7, es decir, el Garmin Edge 520 es resistente a la lluvia, a la nieve y aguanta durante 30 minutos sumergido en agua con una profundidad no superior a 1 metro.

En cuanto a la duración de su batería, uno de los puntos importantes para comprar un ciclocomputador en lugar de un reloj GPS cualquiera, oficialmente este modelo es anunciado con una autonomía de hasta 15 horas por Garmin, cosa que podemos ver que varía una vez utilizado el modelo. La autonomía del Garmin Edge 520 puede ser mayor a estas 15 horas si el empleo de la batería es gestionada correctamente ya que se puede exprimir si cuidas ajustes como el brillo, el modo de registro de datos GPS (con GPS+GLONASS ganas precisión, pero con un gasto de batería superior), el los sensores conectados, si el Bluetooth está encendido y conectado al smartphone…

Accesorios y conectividad


En cuanto a los sensores disponibles para este dispositivo disponemos de todos los imaginables para un ciclocomputador: le podemos asociar un potenciómetro, un sensor de velocidad, de cadencia, de frecuencia cardiaca, un rodillo ANT+, la cámara Garmin Virb… Es decir, nos permite una utilización completa aparte de la función propia del GPS.



A la hora de sincronizar nuestro dispositivo con nuestra cuenta Garmin (así como otros servicios como es Strava), podemos hacerlo a través del cable y nuestros ordenadores (la aplicación está disponible para Windos y MacOs X) así como mediante Bluetooth y nuestros Smartphones a través de la aplicación Garmin Connect™ Mobile, pudiendo así sincronizar nuestras actividades de una forma bastante simple.

Unas de las funcionalidades de gran interés de este dispositivo es su sincronización con STRAVA y el poder seguir los segmentos en tiempo real. Aunque esta funcionalidad promete, sobre todo tras pagar el precio de este dispositivo, tras la prueba del Garmin Edge 520 podemos ver que es una decepción esta funcionalidad.

Supone una decepción ya que los segmentos hay que introducirlos manualmente para poder seguirlos, es decir, no te detecta automáticamente un segmento cuando pasas por él a menos que lo hayas metido con anterioridad y decepciona sobretodo ya que esta función solo está disponible para los que poseen una cuenta premium de Strava.

Utilizando el Garmin Edge 520 y creación de perfiles


Utilizar este dispositivo de Garmin es muy sencillo e intuitivo ya que, nada más encender el dispositivo nos aparecerá la opción de empezar la actividad, para la cual tan solo tendremos que darle a la opción enter o start y nos aparecerán los perfiles disponibles, los cuales habremos configurados a través de la herramienta de Garmin Connect y una vez que seleccionemos el perfil deseado, darle a start ya que por defecto no nos iniciará la actividad hasta que lo confirmemos de este modo.

Pantalla por defecto del Edge 520

A través de la web de Garmin Connect puedes configurar diferentes perfiles según creas necesario. Así pues, gracias a esta herramienta puedes crear perfiles de la actividad para cada tipo de ciclismo que practiques. Por ejemplo, puedes crear un perfil de actividad independiente para los entrenamientos, las carreras o el ciclismo de montaña. El perfil de la actividad incluye las páginas de datos personalizadas, los totales de las actividades, las alertas, las zonas de entrenamiento (como la frecuencia cardíaca y la velocidad), la configuración de entrenamiento (como Auto Pause y Auto Lap) y la configuración de navegación.

Imagen de correrunmaraton.com

Navegación


Sin duda unos de los principales motivos para comprar un ciclocomputador, junto a la duración de la batería, es el poder seguir rutas que no hemos realizado anteriormente con la función navegación.

En este aspecto nos podemos llevar otra pequeña decepción (junto a la función de segmentos de Strava) ya que los mapas incluidos con el Garmin Edge 520 son de utilidad nula ya que no se muestra información alguna (no podemos ver carreteras… así que mucho menos hablar de senderos).

Por suerte, se le pueden meter mapas nuevos los cuales sí son de utilidad: Ray Maker lo explica perfectamente.

Conclusiones


Nos encontramos ante un dispositivo que pese a estar catalogado como gama media tiene un rendimiento mucho mayor al esperado. La función GPS, su conectividad con accesorios así como la duración de su batería nos permite tener un dispositivo fiable y duradero (no creo que se te quede anticuado salvo que quieras lo último siempre).

Tampoco podemos obviar que nos hemos llevado dos pequeñas decepciones: segmentos de Strava y Navegación (aunque esta última se puede solventar renunciando a una expansión de memoria a través de la microSD).

Pese a esto, creemos que el Garmin Edge 520 es una de las mejores opciones actualmente debido a su relación calidad/precio y digna de aconsejar.

Deja tu comentario

Close