Beneficios y riesgos del Entrenamiento Con Oclusión. Actualización científica.

El entrenamiento con oclusión cada vez esta más en boca en el entorno del Fitness y la investigación científica en torno a este tema se ha visto aumentada en los últimos añosDesde ‘MuchoFit.com’ hablaremos desde la evidencia, pero otorgándole el valor añadido de basarnos en ensayos y revisiones del último año. 

Leyendo este artículo conocerás como aplicar la oclusión en tu entrenamiento. Además, explicaremos desde un punto de vista científico actualizado, diferente información relativa al entrenamiento con oclusión. ¿Cuáles son los beneficios en un entrenamiento con oclusión?, ¿ayuda entrenar con oclusión en la recuperación de lesiones?, ¿siempre es efectivo entrenar bajo estas condiciones? ,¿en qué nos puede perjudicar? Son algunas de las preguntas que a continuación resolveremos.


Entrenamiento con oclusión. Explicación.

El entrenamiento de la oclusión del músculo o el entrenamiento con restricción de flujo sanguíneo es una técnica que implica la compresión de la vasculatura proximal a los músculos para reducir el retorno venoso de la extremidad.

El entrenamiento con oclusión implica envolver el músculo con un manguito a presión (dispositivo KAATSU) o con una  cincha para el músculo. Dicho dispositivo o cincha se colocaría en la parte superior de un miembro para restringir el flujo de sangre durante en trabajo muscular. Durante el entrenamiento en oclusión realizado correctamente, la sangre es capaz de entrar al músculo a través del flujo arterial. Sin embargo, las venas están restringidas de manera que se evita parcialmente que la sangre salga del músculo que trabaja. La restricción del flujo sanguíneo produce una hipoxia local, es decir, un estado de déficit de oxígeno por lo que el estrés fisiológico será mayor.


Efectos en las capacidades físicas e hipertrofia muscular

Este metanálisis de 2012  proporciona una visión del impacto global de diferentes variables de entrenamiento con oclusión y su relación sobre la fuerza muscular y la hipertrofia. Los autores concluyen que la restricción del flujo sanguíneo combinada con ejercicios de fuerza de baja intensidad produce una respuesta mucho mayor que un entrenamiento estándar. Además, el entrenamiento con oclusión (2-3 días por semana) parece maximizar la adaptación del entrenamiento.

Se han visto mejoras en la capacidad física de adultos mayores sedentarios que usaban la técnica de restricción del flujo sanguíneo mientras realizaban ejercicio de baja intensidad (caminar). Esto es particularmente relevante en situaciones donde el ejercicio de alta intensidad está contraindicado (estudio).


¿Dónde y cómo debo colocar la cincha?

Para dar lugar a esta respuesta, compartimos la infografía realizada por bodybuilding.com dónde de una forma muy visual nos lo explica.



¿Mejor usar dispositivo KAATSU o cincha?

Se ha demostrado que la restricción del flujo sanguíneo en combinación con el entrenamiento de resistencia de baja carga aumenta el tamaño y la fuerza muscular; Sin embargo, la influencia de la anchura del manguito en estas adaptaciones es desconocida. Surgiendo ciertas dudas también, a la hora de optar por un tipo de banda u otra.

El dispositivo KAATSU son bandas inflables, las cuáles permite monitorear la precisión de inflado, con el fin de restringir el flujo sanguíneo. También podemos encontrar unas bandas de nylon, algo más simples con la que podremos realizar un entrenamiento con oclusión, en esta última nos será más difícil proporcionar la presión óptima.

Dispositivo KAATSU

Dispositivo KAATSU

Bandas oclusión

 En Amazon pueden encontrar este tipo de bandas (enlace).

Ambas bandas nos darán el efecto que buscamos, pues en ambos existe restricción del flujo sanguíneo. Sin embargo, el uso de presiones arbitrarias puede colocar a algunos individuos bajo oclusión arterial completa, lo que puede aumentar el riesgo potencial de un evento adverso.

Se realizó un ensayo en el que los sujetos sometidos a un curl de bíceps con oclusión llevaban en un brazo un manguito elástico de 3 cm inflado a 160 mmHg, mientras que el otro brazo ejerció con un manguito de nylon de 5 cm inflado hasta el 40% de la presión de oclusión arterial del individuo. Ambos protocolos provocaron aumentos en el espesor muscular agudo y la amplitud electromiográfica, no hubo diferencias.  Ambos protocolos produjeron respuestas agudas parecidas consideradas importantes para promover el crecimiento muscular.

El objetivo de otro estudio fue determinar la influencia de diferentes anchos de manguito en el tamaño del músculo y la fuerza y también investigar si un manguito más ancho resultaría en menos adaptación en comparación con un manguito estrecho cuando se infla a la misma presión relativa (presión de oclusión arterial del 80% ).



Todos los participantes se sometieron a 12 semanas en una prueba de curl de bíceps al 20% 1RM. Independientemente del ancho del manguito, no hubo diferencias significativas, ambos protocolos produjeron aumentos similares en el 1RM, volumen de entrenamiento, fuerza o clasificación de dolor percibido entre las condiciones.


Actualización científica y aplicación del entrenamiento con oclusión en deportistas.

El propósito del estudio fue investigar el uso actual de la restricción del flujo sanguíneo en deportistas. Se obtuvieron datos de 250 participantes, de los cuales 115 sujetos indicaron que habían usado el entrenamiento con oclusión. La  mayor parte de estos usaban la oclusión para el entrenamiento de fuerza. El principal motivo por el que empleaban esta técnica fue aumentar la masa muscular (32,6%) seguida por la rehabilitación de la lesiónes (24,2%).

La mayoría de los practicantes realizaron la técnica durante aproximadamente 10 min en cada sesión de entrenamiento, 1-4 veces por semana. 

El ochenta por ciento de los practicantes calificó el uso de la restricción de flujo sanguíneo como muy bueno-excelente.

La tasa de incidencia de los efectos secundarios fue mayor para el dolor muscular tardío (39,2%), entumecimiento (18,5%), desmayo / mareos (14,6%) y moretones (13,1%). 

Sin embargo, se debe tener cuidado para asegurar que la práctica coincida con la investigación actual para garantizar la seguridad de esta técnica.


Rehabilitación de lesiones y marcadores de daño muscular

Se ha demostrado que en comparación con el entrenamiento de baja carga, el entrenamiento con restricción de flujo sanguíneo de baja carga es más efectivo, tolerable y, por lo tanto, una buena herramienta en la rehabilitación clínica de lesiones musculoesqueléticas (revisión).

El entrenamiento restringido por flujo sanguíneo es efectivo en la rehabilitación de lesiones  y no produce daño muscular. 

En este estudio se realizaron dos protocolos de estudio distintos. Los sujetos realizaron ejercicio con oclusión (20% 1RM) durante 3 semanas a insuficiencia concéntrica, mientras que otro grupo realizo entrenamiento sin restricción del flujo sanguíneo (70% 1RM) durante 1 semana.  No se observaron cambios significativos en los marcadores de daño muscular, estrés oxidativo e inflamación. Este estudio es el primero en demostrar que un período de alta frecuencia de restricción de flujo sanguíneo de baja carga de entrenamiento no parece inducir daño muscular.

Este estudio sugiere que la restricción de flujo sanguíneo es una intervención eficaz después de una operación de rodilla. La fuerza del cuadríceps después de las operaciones de rodilla se disminuye frecuentemente varios años después de la operación. Se comparó la rehabilitación fisioterapéutica con y sin restricción del flujo sanguíneo después de la operación de rodilla además de la realización de ejercicios específicos.

Ejercicios adicionales de restricción del flujo sanguíneo realizados en conjunto con otras intervenciones de terapia física.




Todas las medidas físicas mejoraron significativamente en el grupo con oclusión, se observaron aumentos significativos en la circunferencia del muslo, mejoras en el ascenso de la escalera en una prueba cronometrada, se observó una mejoría mayor en la puntuación del componente mental. El grupo con restricción del flujo sanguíneo mostró mejoras aproximadamente 2 veces mayores en extensión y flexión en comparación con la terapia convencional. No se observaron eventos adversos durante el estudio.


 Electroestimulación, HIIT y entrenamiento con oclusión

En un estudio  realizado en 20 sujetos durante 6 semanas centrado en el entrenamiento del tren inferior, se encontraron aumentos de fuerza en extensión de cuádriceps en el grupo que combinaba el entrenamiento con oclusión y electroestimulación, sin embargo no se encontró una relación en el aumento de la masa muscular.

Diferencias en la fuerza máxima (kg) del músculo cuádriceps, después de 6 semanas de estimulación con electroestimulación neuromuscular (NMES) sola, restricción del flujo sanguíneo (BFR) sola, o una combinación de los dos estímulos (COMB). CON representa el grupo de control que no recibió ningún estímulo. * Indica diferencias significativas. Las barras de error representan la desviación estándar. * = Significativo en p <0,05

 

El presente estudio tuvo como objetivo analizar y comparar los efectos de diferentes protocolos (incluido el entrenamiento interválico de alta intensidad en combinación con la restricción del flujo sanguíneo de entrenamiento en intervalos sobre la aptitud aeróbica y la fuerza muscular. Treinta y siete sujetos fueron asignados a uno de los cuatro grupos.

Grupo LOW: entrenamiento de intervalo de baja intensidad.

Grupo BFR: entrenamiento de intervalo de baja intensidad con Restricción del flujo sanguíneo.

Grupo HIT: entrenamiento de intervalo de alta intensidad.

Grupo HIT + BFR: HIT combinado con Restricción del flujo sanguíneo

BFR, entrenamiento de intervalo de baja intensidad con restricción del flujo sanguíneo; HIT, entrenamiento de intervalo de alta intensidad; LOW, entrenamiento de intervalo de baja intensidad sin restricción de flujo sanguíneo; OBLA, acumulación de lactato en la sangre de inicio; Pmax, potencia máxima; VO2max, absorción máxima de oxígeno.

Todos los grupos de entrenamiento fueron capaces de mejorar OBLA (BFR, 16%, HIT, 25%, HIT + BFR, 22%, BAJO, 6%), sin diferencias entre los grupos. Sin embargo, el VO2max y la potencia máxima mejoraron sólo para BFR (6%, 12%), HIT (9%, 15%) y HIT + BFR (6%, 11%). Las mejoras de la fuerza muscular sólo se observaron en  BFR (11%). Este estudio demuestra la eficacia del entrenamiento de intervalos de baja intensidad BFR como el único modo de entrenamiento capaz de mejorar simultáneamente la aptitud aeróbica y la fuerza muscular.


El lado oscuro del entrenamiento con oclusión ¡Cuidado!

Aunque el entrenamiento con oclusión induce a hipertrofia muscular y aumenta la fuerza comparado con entrenamientos tradicionales de fuerza, todavía no se han establecido directrices muy claras para este nuevo tipo de entrenamiento. Una inadecuada restricción del flujo sanguíneo, particularmente en los casos de bajo nivel de condición física, infecciones bacterianas o virales, o medicación, tiene un riesgo de complicaciones graves como la rabdomiólisis.

La rabdomiolisis es una afección grave y potencialmente mortal que se relaciona con el entrenamiento de fuerza.



Un estudio informó de un hombre japonés obeso de 30 años de edad ingresado después de su primera sesión de entrenamiento con restricción de flujo sanguíneo con quejas de dolor muscular severo en las extremidades superiores e inferiores, fiebre alta y dolor faríngeo. Se le diagnosticó rabdomiólisis aguda. Se sospecha que el entrenamiento en oclusión excesivo, una infección bacteriana y medicación pudo causar la rabdomiolisis.

Por lo tanto, el entrenamiento con oclusión debe ser realizada con un cuidadoso examen de la condición física y de la fuerza individual. Se requieren ajustes para reducir la presión o intensidad de la oclusión, dependiendo del estado de la persona.

Resumen

  • La restricción del flujo sanguíneo produce una hipoxia local, es decir, un estado de déficit de oxígeno por lo que el estrés fisiológico será mayor. El entrenamiento con oclusión induce a hipertrofia muscular y aumenta la fuerza.
  • La restricción del flujo sanguíneo combinada con ejercicios de fuerza de baja intensidad (20% RM) produce una respuesta mucho mayor que un entrenamiento de fuerza estándar.Mejora de la capacidad física de adultos mayores, mayor beneficio en caminata.
  • El dispositivo o cincha se colocaría en la parte superior de un miembro.Diferentes anchos de manguito produjeron aumentos similares en el 1RM, volumen de entrenamiento, fuerza o clasificación de dolor percibido entre las condiciones.
  • El entrenamiento restringido por flujo sanguíneo es efectivo en la rehabilitación de lesiones  y no produce daño muscular.
  • Aumentos de fuerza en extensión de cuádriceps en el grupo que combinaba el entrenamiento con oclusión y electroestimulación
  • Asegurar que la práctica coincida con la investigación actual para garantizar la seguridad de esta técnica.

Deja tu comentario

Close